Los invitamos a visitar tambien nuestra plataforma web de OPORTUNIDADES: http://www.gestionandoportunidades.com , en ella encontrara acceso a empleo, educación/capacitación, empredimiento/innovación, vivienda, salud, entre otras opciones. Puedes hacerlo ingresando a enlace "GESTIONANDO OPORTUNIDADES" (botón superior en este sitio)

“La busca de Averroes” de Jorge Luis Borge ¿Cómo este cuento de Borges presenta el fracaso en la comprensión?


“La busca de Averroes” de Jorge Luis Borge
“Quizá yo mismo fuera el fin de mi busca"         J. L. Borges

¿Cómo este cuento de Borges presenta el fracaso en la comprensión?
Por: Alexi Enrique Rodriguez Pabuena

Para dar inicio al intento de interpretar el cuento “La busca de Averroes” de Jorge Luis Borge, se toma como hilo conductor el interrogante que surge a raíz de como este cuento presenta el fracaso en la comprensión; se presenta este relato como la historia de un pensador árabe “Averroes”, en su infructuosa búsqueda por develar el sentido de los conceptos aristotélicos de tragedia y comedia. De este modo, el desarrollo de los acontecimientos en el cuento se estructura entorno a la resolución de un enigma de índole particular; como lo es la posibilidad o imposibilidad de decodificación las nociones aristotélicas, por parte del pensador árabe.

Al tiempo que el relato configura su trama en torno a la resolución del mencionado enigma, juega con la representación de la buscada solución y ello ante los ojos de Averroes. El conocimiento del significado de los términos ignorados por el protagonista, le impone una perspectiva no recorrida, en la cual intenta traducir  aquello que está ausente en su macrocosmos cultural; tarea para la que no cuenta con los medios cognitivos necesarios. Averroes trata de comprender los conceptos aristotélicos de tragedia y comedia intentando traducir  aquello que esta ausente en su macrocosmos cultural. Desde aquí se vislumbra el fracaso de la comprensión; ya que para interpretar o dar cuenta del significado de algo, se hace necesario dar cuenta de eso que es anterior al individuo, lo cual esta intentado comprender; es fundamental entonces una relación explicita y directa con la experiencia. Por un lado Averroes busca entender los conceptos detrás de las palabras tragedia y comedia de la poética de Aristóteles para traducirlos a su idioma, sin conocimiento del griego como el personaje sostiene. Aquí el protagonista trabaja con materiales ajenos a su realidad, lo cual le imposibilita alcanzar sus objetivos, no consiguiendo conocer al otro, porque lo que se esconde detrás del proceso cognoscitivo de los personajes es la creación de un mito sobre la cultura que se desconoce.
Siguiéndole los pasos al interrogante planteado inicialmente y haciendo un rastreo inicial en la investigación fenomenológica se encuentran planteamientos como “El mundo de la vida” (lebenswelt), dado como ese amplio horizonte que abarca la totalidad de nuestras maneras de experienciar, el cual se constituye en el principal referente de la vida social.  Schutz y Luckmann, ayudan a clarificar la noción de “El mundo de la vida” entendido en su totalidad, como mundo natural y social, “es el escenario y lo que pone límites a la acción y a nuestra acción recíproca. Para dar realidad a nuestros objetivos, debemos dominar lo que está presente en ellos y transformarlos”. De acuerdo con esto, no sólo actuamos y operamos dentro del mundo de la vida sino también sobre él, es una realidad que modificamos mediante nuestros actos y que, por otro lado, modifica nuestras acciones” (Schutz y Luckmann 1977:28).
Ahora en el caso de Averroes el “Mundo de la Vida” se constituiría en el norte de las formas de realidad que las actitudes vivenciales-cognoscitivas pueden llegar a configurarlas. Así “podemos pensar el concepto de mundo de la vida tan ampliamente que incluya todas las modificaciones de actitudes y estados de alerta” (Schutz y Luckmann 1977:41).
El dilema de Averroes aquí es que su traducción carece de una unidad lingüística, para expresar en términos árabes lo que son tragedia y comedia para las culturas occidentales, entonces la frustración resulta, de no poder hallar equivalencias en su propio entorno socio-cultural. En primer lugar, el hecho de que trabaje  con la traducción de una traducción significa que está es elaborando una imitación. Siguiendo esta interpretación el cuento se transforma en una fábula, ejemplificando que todo conocimiento no es un conocimiento real sino una interpretación, una traducción o un reflejo de la persona que busca conocer. Ahora bien, en este cuento se muestra como Averroes intenta una comprensión de conceptos que son esenciales para una persona dentro del ámbito de la cultura de Occidente. Aquí se intenta mostrar una historia que representa a una derrota de la adquisición del conocimiento.  
Averroes aquí no cuenta en lo cotidiano con algo que le permita diferenciar esto de lo otro, solo esta encerrado en la orbita del Islam; sobre esa experiencia propia el pretende dar cuenta de lo exterior, pero sin tener ningún referente, únicamente a su cuestión contextual; todo lo hace a partir de si mismo, aquí no esta presente su aspecto interior y esa necesaria referencia a lo externo.
Según Schutz y Luckmann con el lenguaje intentamos dar cuenta de nuestro sentir interior, pero para esto necesitamos utilizar una construcción objetiva, en este caso el lenguaje y que es a través de esa objetividad dada en el lenguaje, que permitimos que nuestra subjetividad se despliegue. Se pone Aquí en evidencia que Averroes no lo tiene. 
Por tanto, Borges deja entrever que la incapacidad  de Averroes al intentar traducir los términos de tragedia y comedia en el texto, está más relacionada con el hecho de que para la cultura árabe el teatro no existe y  por ende, tampoco la tragedia ni la comedia como sus formas. Esto queda en evidencia cuando Averroes escucha la historia de Abulcásim; evento que no es lo suficientemente evidentes para permitirle a Averroes imaginarse lo que es una representación teatral o un teatro.
En definitiva en este cuento Borges, a través de sus personajes consigue problematizar los temas del arte, la escritura y la representación que hace el hombre de acuerdo con la cultura árabe, distinguiendo así entre el mundo natural y lo creado como arte. Si Averroes es incapaz de conocer a Aristóteles, por no tener referentes dentro de su cultura; es vencido ya que encerrado en el ámbito del Islam, nunca pudo saber el significado de las voces  tragedia y comedia. De ahí que mientras se propone hacer una cosa le salga otra, como él mismo afirma.
Se puede afirmar aquí que lo cultura como conocimiento de ésta se frena al no existir equivalencias dentro de otra cultura. De ahí, la complejidad de la adquisición del conocimiento del otro; si se cuentan solo es con interpretaciones de las mismas culturas. 
"Quizá yo mismo fuera el fin de mi busca"           Jorge Luis Borges


2 comentarios:

  1. Felicitaciones. lo encontré un poco confuso, pero me aclaró el significado del cuento.

    ResponderEliminar
  2. Excelente, me aclaro dudas que tuve sobre el cuento...
    Gracias ����

    ResponderEliminar